lunes, febrero 02, 2009


Esta foto me encantó. La vi en este blog que es genial.
Me gusta para comenzar Febrero, quien fuera un gato doméstico echado al sol. Todo pasa muy rápido. Por fin terminó Enero, tiene algo de nefasto ese mes que no termino de entender. Creo que es la lentitud con la que me voy acoplando al nuevo año, quiero decir, dejar de pensar en términos de las cosas que hice y no hice en 2008, en las metas que secretamente hago para este año, en las expectativas que me formo y que a veces me da miedo tener porque luego no se llevan a cabo. Los pequeños cambios siento que ahora son los que me hacen ser la persona que soy: estoy ligera y no necesito meter mis cosas en un saco de almohada, esta imagen la tengo pegada en mi cabeza desde que escribí un cuento para niños que todavía no tiene nombre pero que muy bien podría llamarse "Checo el niño que se fue de su casa" o "Checo" a secas, o "La historia de Checo", los detalles son los que importan como dice Elsa, quien no permite que el agua le llegue a las mangas del suéter cuando se lava las manos. Estoy prácticamente llena de imágenes que me hacen sonreír, como el agua que moja las mangas, como el niño que le tira piedras a una ardilla, como mi gata Anubis pegándole a su pelota, como el señor del mercado que no tiene dientes y me saluda tan amablemente que no puedo dejar de sentirme bien en este paseo.
Además hoy tomé agua de chía con limón, compré lilis blancas y moradas, hice una ensalada de lechuga italiana, fresa, mango y pera con aderezo (que también hice yo) de yoghurt con mostaza y mayonesa. Mmmm... Hoy, sí, la he pasado muy bien. Y además es Febrero que se pasará muy rápido, pronto Marzo y después Abril, mi cumpleaños 25.

7 comentarios:

Alberto Constante dijo...

De verdad que me gusta mucho esta parte de tus blogs, o este blog. Me gusta porque me haces evocar tantas cosas con sólo leerte. Digo tantas porque justo es la palabra, se suceden en mi cabeza como imágenes que se golpean unas a otras, todas quieren salir, todas quieren estar presentes en ese momento, es como si cobraran autonomía cada escena vivida. Y estoy convencido de que es por la estructura del lenguaje que usas, que es evocativa, de talante de memoria, esa facultad tan terrible y tan maravillosa, esa facultad que siempre bordea la incertidumbre del recuerdo personal, sobre la vida falsa y la experiencia artificial

Brujísima dijo...

HolA, Marie:

A mi lo que no me gusta de enero es que es demasiado frio para mi, además me doy cuenta de que las fiestas terminan cuando ha terminado el mismo mes, así que siempre he sentido a febrero como el inicio, ahora sí en serio, de año!

y QUE RICAAAA tu ensaladaaa, nena! Se me antojó...


:D

Marie dijo...

Muchas gracias por sus comentarios. De verdad que escribo para compartir y siempre me da alegría recibir comentarios.

Brujísima dijo...

yo ya, yo ya, yo ya he escrito en mi blog! aunque sorry no era lo que se esperaba... snif!

Octopus Queque dijo...

Qué bonitos son los detalles, me encantan, como los ritos que hacen la vida un poco más pasajera (el beso de despedida, un abrazo, todas esas cosas).

Y detalles! por ejemplo, un vino con una riquísima comida, platicar mientras se escucha portishead a lo lejos :) O como cuando llego a la escuela y siempre hay dulces en un botecito para tomar cuando se quiera azúcar jajaja.

Te quiero Idalia! :D

xiriflus dijo...

Hola: Vine a darte las gracias por seguir mi blog, y ... qué me encuentro? Pues que no sólo lo nombras en esta entrada, además me dices cosas bonitas, MUCHISIMAS GRACIAS. Siempre serás bienvenida en mi blog. He estado leyendo cosas del tuyo y me gusta como escribes, el post del día que pasaste con tu abuela me encantó. Ah, y en Abril también es mi cumpleaños.
Bueno, espero que nos veamos (leamos) muy a menudo.
Muchos besos.

Arcana05 dijo...

hola Marie como siempre un gusto leerte y ver todas las cosas nuevas que tras contigo, disfrutas todo eso que mencionas y que al final se quedara anotado en tu blog pero sobre todo en tu memoria y en la vida que tienes
un beso