miércoles, octubre 28, 2009


Y mientras estoy en la lela... me entero gratamente de estos resultados.
Al principio pensé: "tal vez si lo pongo en mi blog no me gané nada" pero ay el pensamiento mágico... además no es ganar la lotería, estar en este camino final significa tener un reconocimiento internacional, aunque no gane el primer lugar. Para mí estar con estos dos señores reconocidos de las letras es un honor, además Javier Sáez Castán (!!!) Rules (!!!) Me emociona que me conozca así: como la escritora con la que comparte la mesa de los finalistas. Estoy harto emocionada y no podía dejar de ponerlo en mi blog. Creo que mi blog siempre será parte de mis letras y que en un evento como éste necesariamente tendría que estar anunciado aquí. También quiero decir que este cuento es resultado de la carrera que estudié y de la que apenas hace mes y medio me titulé: Historia. En segundo semestre de la carrera tomé un seminario de historia oral y entrevisté a mi abuelo Checo. El material de esas entrevistas quedó guardado hasta que en Enero después de que escribí Pola Paris y después de leer los cuatro libros sobre Joel que escribió Henning Mankell me dieron unas ganas locas de escribir un cuento que tuviera un protagonista niño. Checo: esta es la historia de un niño que se hartó de sus padres y se fue.

6 comentarios:

Coŋejo pestileɳte dijo...

Por algo la invité a mi blog -sigo en él, pronto le enviaré otras partes- "algo" me llamó la atención de usted y veo que no me equivocaba, felicidades.

Marie dijo...

Gracias conejo pestilente, me encantó lo que me mandó a mi correo y ¡muchas gracias por la invitación! :)

Chelo dijo...

Felicidades Marie!!! Muchas muchas felicidades, lo demás es un pasito. ¡Seguro que el 29 de noviemre será un buen día!

Chelo dijo...

bUENO, me no me di cuenta de que había moderación de comentarios, pero no están demás las muchas felicidades!

LiterataRoja dijo...

Felicidades!

erato dijo...

Qué maravilla volver por tu casa y encontrar tan buenas noticias y sobre todo sebtirte tan contenta. Enhorabuena, Marie. Y gracias por compartirlo por aquí, la ventanita a la que nos asomamos muchos.Un abrazo desde el sur