martes, agosto 21, 2007

Y ahora sólo voy y vengo, a veces entre un paso y otro se me pierden los pensamientos, en el fondo de mí llevo la Hanulka que quisiera estar abrazada al sueño, completa, adentro de mí, siento esa libertad de los minutos y el aire fresco se me pega en las mejillas, por momentos lo único que podría salvarme es caminar sin aparente dirección.
Pero siempre llego a tiempo, al menos sé en qué lugar colocar el azul cuando escribo red.

3 comentarios:

Fernando dijo...

A falta de Marie sali a buscar la mejorana. No tuve suerte. Pero tendre que seguir buscando. Debo estar preparado para la proxima vez que Marie se ausente. Debo combatir una adiccion con otra...
OH! Una pequena dosis hoy...Por cuanto tiempo satisfara la necesidad creada?

Andenken dijo...

¿Nos salvamos? ¿De qué? Nunca estamos salvados porque nunca estamos condenados, hacemos lo que somos, lo que podemos, a veces mejor, olvidando ente frase y frase trozos de nosotros mismos. Marie, Marie, es claro que tampoco tenemos un camino, no hay caminos, esos son inventos del hombre moderno para no perderse en la noche de los tiempos

Arcana dijo...

Hola Marie a veces una frase basta, y tu tienes varias memorables, yo carezco de ellas por eso mejor las leo. Un abrazo.