domingo, mayo 08, 2011

John Coltrane - In A Sentimental Mood



Es una tontería pero tengo ganas de escribir: un día de estos.
Un día de estos
¿Qué?
Nada, seguramente un día de estos me quito de encima la apatía y la tristeza.
Me he dado cuenta que hoy en día sentirse triste es una tontería, pero así pasa cuando sucede.
Me gustaría escribir con puro lugar común, son tan cómodos.
Qué fuerte, hoy es cumpleaños de Frederik,
¿Qué se supone que debemos de hacer los vivos con los cumpleaños de las personas que ya se murieron?
Escribir y seguir escribiendo alrededor de los recuerdos.
Revisando mis correos me encontré con uno que me pone de buen humor y creo que me recuerda la cantidad de vueltas que le dábamos a un asunto que podía ser bastante trivial como pedir un consejo de hacer esto o lo otro.
Aquí pongo un fragmento:
"Idalia
Habrás leído alguna vez esa frasecita de Benedetti que dice algo así como que uno no siempre puede hacer lo que quiere, ni tampoco hacer lo que puede, pero lo que en definitiva puede hacer es no hacer lo que no quiere (aunque tanta denegación conlleve siempre algún raro sortilegio freudiano). Ahora que pensando un poco en sus términos (si es que soy medianamente capaz de hacer eso y en verdad lo dudo) tal vez todo sea cuestión de no hacer las cosas por eso de que qué pena no hacerlas, ¿me entiende? (Claro que me entiendes) No sé, siempre es más fácil dar consejos. Es por eso que Benedetti es un escritor fácil: sabe perfectamente qué decir en el momento justo en que todo lo que uno necesita escuchar es un consejo: es un escritor fácil: digamos que su posibilidad de metáfora es más bien baja. Ahora que, bueno, pues será tal vez que a veces estamos un poco en una modalidad (¿sabes sólo hay una palabra que es muchísimo mejor en inglés que en español: mood) Un regalo excepcional..."
Me acabo de dar cuenta que... estas casualidades me parecen hermosas, antes de escribir esto y antes de leer ese correo había posteado "in a sentimental mood".
Sí "mood" es mejor en inglés que en español.

4 comentarios:

rafaelalob dijo...

A mi me gustan las casualidades, porque suceden en el preciso momento, cuando las necesitabas, generando una sensación que va más allá de lo razonable ... cuando se hacen consientes cierras círculos armoniosos y todo tiene sentido ... que no todos son felices, algunos otros también desastrosos... en fin, me gusto mucho tu post ... y sí mood es una palabra excepcional ya lo había pensado ... saludos Idalia

Esponjita dijo...

Muy hermoso. Todo.
Yo, a diez años ya de distancia, en los cumpleaños de mi hermana sólo soy capaz de comer un pastel en su honor. Algún día podré escribir sobre ella. Quizás este cumpleaños que viene pronto.
Un abrazote.

Marie dijo...

:) muchas gracias por sus comentarios.

Alberto Constante dijo...

Sí, es cierto, a veces uno no sabe qué hacer con los recuerdos y entonces tienes que escribir y escribir para conjurarlos, para acomodarlos de tal manera que se queden a resguardo de la intemperie, del dolor, de todo aquello que los haga hirsutos. No imaginé que la pieza que escuchamos una y otra vez fuese en honor a Frederik, qué pena, siempre me dará mucha tristeza su muerte