sábado, mayo 04, 2013


1. Quiero tener la luz de la cocina prendida detrás de mí, no me importa que no esté usando la cocina.

2. No quiero volver a tener un carrito de súper con Cloro, Ariel, Roma y Brasso conviviendo con un paquete de tortillinas tía Rosa.

3. Quiero seguir escribiendo aunque lo único que me venga a la mente sea una frase que dice come on and love me now.

4. Hoy subrayé la frase: “Al instante me siento patético. Más transparente que un sashimi de medusa”.
No hay cosa que me dé más escalofrío que ver cómo un cuchillo corta en pedazos una medusa aún con vida sobre un plato, cuando leí esta frase, pensé que esa transparencia no sólo era como el sashimi, sino que además tenía vida. Quisiera abrir mis manos y ser transparente como esa medusa, pero siento miedo.

5. Hoy recordé a Ivone. La vi recortando un calendario de las cataratas del Niagara para hacer pequeños cuadritos con las imágenes y colgarlas en su sala. Tengo siete años y estoy con Ivone. La pasividad y armonía de Ivone era lo único que necesitaba cuando salía de la Nelson Vargas con el pelo mojado, frío y hambre. Entonces me decía ¿taxi o trolebús? Y yo le decía trolebús. A las siete de la noche el trolebús de Municipio Libre hacia Plutarco no llevaba gente, así que podíamos sentarnos en los asientos traseros que tienen la cualidad de estar un escalón arriba que el resto de los asientos. Lo que más amaba de los trolebuses era esa especie de mecedora en la que se mueve el cuerpo dentro del camión; para mí un trolebús era el mejor transporte diseñado para ir de un lugar a otro, hubiese ido en trolebús al fin del mundo.

6. Erase and rewind.

7. Hace diez años leí “Memorias de Adriano”. Hoy no recuerdo casi nada. Sólo tengo la imagen de que Adriano no soportaba dejar su cama sin tender, debía borrar todo rastro de ese lapso de la noche en la que había dejado de ser…

8. Si estuviera deprimida no dudaría en beberme todas las botellas que descansan en la estantería de mi cocina. Cuando comienzo a sentirme triste trato de rescatarme desde las entrañas. Busco en youtube música que hace más de quince años no escucho, y de ahí comienza a salir todo, como si jalara de un hilo, Ivone, Cynthia, Vicente, Diana, todos comienzan a tener presencia en mi vida y quisiera borrarlos pero no puedo. Quisiera alejar ese olor a humedad que salía del baño verde que sólo muchos años después me daría cuenta que ese olor emerge porque hay suciedad. Ese departamento me da asco. Los pienso a todos ellos y quisiera ir por un galón de gasolina y prenderle fuego a todos estos recuerdos... Esto no es jalar de un hilo, es destapar la cloaca. 

9. Vengo manejando sobre Viaducto-Tlalpan y es inevitable pensar que cruzo la arquitectura de mi infancia, todos los lugares tienen una marca. La preparatoria, la primaria, la casa de los camiones, el camino de vuelta a casa. Ese camino no ha cambiado en los últimos treinta años. Quiero irme del sur, quiero vivir en el centro de la ciudad, quisiera que el sur de la ciudad perteneciera por siempre al pasado. Necesito hacer una mudanza pronto.


1 comentario:

Erato dijo...

Que todos tus deseos se transformen en sueños cumplidos y que se alejen todos tus "no quieros".Besos, Marie. Me gusta tu nuevo diseño