martes, agosto 06, 2013



Algunas de las nuevas aberraciones que estoy haciendo con mi máquina Singer.
Hay cosas que no sirven para nada, esto no es un parche, no es una ilustración, no es parte de nada. Esto es un pedazo de manta llena de puntadas, un gato con tacones en zigzag, una nube con lluvia en forma de triángulos deformes. A veces sólo hacer cosas libres tranquilizan la mente. Puntadas sin destino; curvas, líneas, zigzags... todo esto me dan una guía de pensamientos que acaban ahí en donde la aguja hace un alto.
Pensamientos cortos como una puntada.
Empezar desde cero algo que no conozco.
Agosto siempre es bueno para comenzar.

2 comentarios:

Mar. del Carmen S. Jaime dijo...

"A veces sólo hacer cosas libres tranquilizan la mente "

Tienes razón.

No he podido evitar reír con el gato de tacones.

Mi madre tenía un Singer y hacia costuras, con el dinero, pagaba nuestros estudios.Ahora que se ha ido la extraño un chingo.

Un abrazo Marie.

Mar. del Carmen

Erato dijo...

Buenísima frase que es todo un pensamiento filosófico. Sí, estoy totalmente de acuerdo en que hacer cosas libres tranquilizan la mente. Y además la mente fluye sin la presencia constante de la razón y en tu caso ha dejado salir cosas tan tiernas y entrañables como esas.
En mi casa la Singer de mi familia preside un rincón mágico.Tiene vida propia. Gracias por traerla hoy hasta aquí.
Abrazo grande,Marie.