jueves, junio 21, 2007

Y aún así nos llevaron servilletas en las que no se puede escribir un recado.

3 comentarios:

erato dijo...

Soy una asidua de tu blog aunque no deje comentarios, te sigo. Me encanta como escribes. Enhorabuena y no lo dejes, sería un desperdicio. Sigue compartiendo letras. Un abrazo.

Marie de Laos dijo...

Erato:
Gracias por tus palabras, siempre me quedo sin saber qué decir ante los comentarios, pero los tuyos siempre los agradezco mucho. Eres bienvenida en cualquiera de los tres blogs. Y no dejaré de escribir, aunque a veces parecieran largos silencios, sólo son pausas.
Marie.

Casiopea dijo...

Marie algo que no he comentado es que me gustan mucho las imágenes que publicas. Son tan cargadas de fantasía.